Introducción

Principios básicos

Afilar consiste en dar de nuevo a la cuchilla de una herramienta cortante su forma original. Según el tipo y el estado de la cuchilla, se utilizaran distintos tipos útiles de afilado: muelas, limas o piedras especiales.

El afilado se efectuará siempre por el lado del bisel realizando los siguientes pasos:

  • Recomposición o desbaste del bisel (con una muela de grano grueso).
  • Afilado del bisel (con una muela de grano fino o piedra de agua).
  • Eliminación de las rebabas y afilado final (con piedra de aceite de grano fino).
  • Para el corte de algunas herramientas es necesario además unas pasadas de bruñidor.

Cuando la cuchilla de una herramienta está muy estropeada, por ejemplo los utensilios de podar, es preciso recomponer primero la cuchilla con la lima o la muela y luego afilarla con la piedra.

Encuentra
tu tienda más cercana