Introducción

Alicatar una pared con azulejos constituye la mejor solución para habitaciones que requieren una limpieza frecuente, como cocinas y baños. Hay multitud de tamaños, colores y materiales. La impermeabilidad, resistencia al desgaste y a las heladas convierten a este revestimiento en uno de los preferidos en la decoración, tanto en interiores como exteriores.

Así se hace

La superficie donde se va a pegar debe estar lisa y limpia. En caso de que existieran grietas , repáralas con Bricofix Tapagrietas o Liteplast, dependiendo del tamaño de las mismas. No peques sobre papel pintado ya que se desgarraría y se caerían los azulejos. Pasa un papel de lija por toda la pared para que Bricofix Revestimientos Cerámicos agarre mejor. En caso de paredes pintadas, debemos lijar previamente. si la pintura es al temple, conviene eliminarla totalmente. comprueba la adherencia de las esmaltadas y lija siempre por precaución. Se puede alicatar sobre azulejos antiguos, pero comprueba primero que ninguna pieza esté suelta. Fabrícate un escantillón. Te facilitará la disposición del alicatado durante el replanteo.

Antes de comenzar a trabajar, piensa en el diseño que quieres conseguir y en cómo caerán los azulejos junto a ventanas, puertas, lavabos, conducciones de agua, enchufes, etc. Si el diseño es complicado, puedes dibujarlo antes sobre la pared. Debes procurar que las esquinas o rincones de mayor visibilidad estén cubiertas por piezas enteras, y las cortadas en las zonas menos vistas u ocultas.

Cuando tengas clara la posición de azulejos, fija sobre la pared un listón horizontal que sostenga la primera hilada. Si lo necesitas, coloca otro vertical para conseguir un ángulo recto o comprueba la verticalidad con la plomada y marca.

Remueve Bricofix Revestimientos Cerámicos antes de usar y aplícalo con una llana dentada o espátula en superficies no superiores a un metro cuadrado o la superficie de la hilada de una pared a otra. Aplica de tal forma que el adhesivo quede repartido por igual. Tienes entre 20 y 30 minutos para colocar los azulejos.

Coloca el primer azulejo haciendo escuadra sobre el listón, y continúa hasta hacer la primera hilada. Presiona de forma ligera con un martillo de goma. Entre unos azulejos y otros, coloca crucetas de plástico que marquen la junta. Las hay desde 2 hasta 10 mm, depende del tamaño del azulejo. Comprueba con un nivel, de forma periódica, la horizontalidad y que las piezas estén completamente enrasadas. Las esquinas se pueden resolver con cantoneras de plástico que evitan ingletes.

Sobre los huecos de ventanas y puertas coloca igualmente listones que sostengan las hiladas. Si alicatas la superficie de un dintel, ayúdate para sujetarlos con una cinta adhesiva.

Colocados todos los azulejos puedes aplicar Bricofix Pasta para Juntas para decorar las juntas entre azulejos.

Las juntas entre paredes y suelos y las uniones con bañera, rellénalas con Orbasil Sanitarios para evitar filtraciones de agua.

Encuentra
tu tienda más cercana