Introducción

Nuestro consejo

En los muros de ladrillo o piedra vistos, las juntas deben estar bien rematadas para dar resistencia e impermeabilidad a la pared. También son decorativas. Hay varias formas de realizarlas. Las más comunes en ladrillo son la matada o llagada, la junta redondeada o cóncava, la rehundida y la que está a nivel. Para rematarlas en obra nueva o para restaurar la deteriorada, se usa el paletín de juntas, el llaguero o matajuntas e incluso un tubo de plástico fino para redondear.

Encuentra
tu tienda más cercana